Intervalos – II

 

No hay Holmes sin Watson, Jeckill sin Hyde,… Todos tenemos un complementario.

El cálculo de los intervalos trae de cabeza a muchos, para algunos resulta muy lógico y fácilmente comprensible mientras que otros sólo ven un batiburrillo de tonos difícil de aclarar. No te apures en ningún caso y avanza pasito a pasito que tampoco es para tanto. Me gustaría hablarte de los intervalos complementarios, una forma muy fácil y rápida de atajar y agilizar este tipo de matemáticas tan especiales.

Conviene que tus conocimientos de intervalos tengan buen nivel, si algo te resulta extraño puedes leer el anterior post sobre intervalos para despejar las dudas.

En primer lugar vamos a romper un poco los esquemas de las matemáticas más básicas. De siempre hemos tenido claro que 2+2=4. La suma de intervalos nos plantea un resultado que a primera vista sorprende, 2+2=3… Inquietante. Sí, al sumar dos intervalos de segunda obtenemos una tercera.

Pongamos, por ejemplo, de Fa a Sol, hay una segunda.

Intervalo de segunda

Entre Sol y La también hay una segunda.

Intervalo de segunda

Esas dos segundas que hay entre Fa y La resultan ser una tercera.

Dos segundas suman una tercera

En cualquier caso obtendremos una suma similar, al sumar dos terceras obtendremos una quinta,… Continuemos.

Con unos conocimientos básicos y un poco de práctica es fácil reconocer intervalos cercanos con bastante rapidez, más o menos hasta la quinta, de ahí en adelante puede ser un poco más lioso. En este punto podemos usar los intervalos complementarios para atajar la manera de calcular intervalos grandes. Pero, qué es un intervalo complementario, te preguntarás. Bien, un intervalo complementario es aquel que resulta de invertir el orden de las notas del intervalo original. Aquí va una muestra.

Por ejemplo vamos a calcular qué intervalo existe entre Sol y Mi de forma ascendente, entre estas dos notas hay un intervalo de sexta. ¿Y de qué especie es esta sexta? Sexta mayor, ya que la distancia es de cuatro tonos y medio.

Sexta mayor

Ahora vamos a hacer el complementario, esto quiere decir que en vez de calcular la larga distancia entre Sol y Mi de forma ascendente vamos a partir de la octava de Sol e ir hacia Mi de forma descendente, lo cual es un camino bastante más corto. Este intervalo resulta ser de un tono y medio, por tanto, una tercera menor.

Tercera menor

Los intervalos obtenidos son tercera y sexta, 3 y 6 respectivamente.

Intervalo y complementario

Si sumamos esos números obtendremos 9.

Ahora bien, la sexta era mayor y la tercera era menor, casualmente el opuesto.
Esto ocurre con todos los intervalos y complementarios, la suma de ellos es igual a 9 y las especies son opuestas.

En cualquier situación el resultado es el mismo, el intervalos complementario de la séptima es la segunda (siguen sumando 9), y si la séptima es mayor, la segunda será menor siempre. Gracias a los intervalos complementarios podemos agilizar el cálculo o comprobar el resultado en caso de duda.

Aquí lo dejo resumido. Espero que te sirva de ayuda.

Tabla intervalos complementarios

Si te ha gustado puedes compartirlo. Si tienes algún comentario o sugerencia no dudes en escribir, estaré encantado. Gracias de nuevo.
Nos vemos por aquí más adelante. Salud y mucha música.

Share:
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar